Dicen que los tiempos de Dios son perfectos

Dicen que los amigos se cuentan con los dedos de la mano. Dicen que el amor debe encontrarte trabajando en tí. Dicen que el miedo a fracasar es la cuna del éxito, ¿Sabes qué? Yo les creo.


Hace algunos meses experimenté una de las peores etapas de mi vida. La historia fue así, a principio del 2019 me dí el lujo de perder un trabajo que me gustaba mucho, tanto, que lo perdí. Lo sé. En ese momento decidí emprender, tomé una certificación de yoga y abrí un pequeño estudio enfocado al bienestar: impartía clases de Yoga, Pilates y Spin. Un muy buen amigo me presentó a ​Dan Heath y ​Chip Heath​, escritores del libro M​ade to Stick, un par de genios del marketing. Si bien, ellos escriben en sus páginas sobre cómo debe ser contada la historia —llamémosle así a la idea que se desea desarrollar–, debe ser de una manera sencilla para atrapar a la audiencia y lograr que escuchen lo que tenemos que decir. Así que, decidí contar mi idea a unos amigos diseñadores –Chuck y Suko–, ellos me ayudaron a darle orden y convertirla en la marca de mi primer negocio, mi primer hijo. Lo llamé ​Bproject.

Durante el proceso de emprendimiento, descubrí que era más difícil de lo que algún día imaginé. Me encontraba con clientes, reales. Ya no era solo una simulación o un prototipo de innovación. Conforme pasó el tiempo, la cosa se puso aún más compleja, mis alumnos comenzaron a evolucionar, por lo que yo también debía hacerlo. La intensidad del Spin hizo que Pilates evolucionara a entrenamiento funcional, mis alumnos comenzaron a ver los resultados rápido, por ende, a exigir más. Tenía en promedio 6 alumnos en todas mis clases, todos los días. No supe qué hacer. Ya no podía improvisar; estaba arriesgando la salud y el bienestar de otras personas. Mi experiencia y mi conocimiento estaban por terminarse, y la exigencia iba en aumento.

En esta etapa, conocí a los genios ​Tom Gerhardt y Dan Provost, escritores del libro ​i​t Will Be Exhilarating. ​Este libro de negocios narra la historia del inicio de una compañía de diseño que comenzó a lanzar sus productos por ​Kickstarter​, marcando la nueva era de la independencia en la manufactura industrial. Básicamente lo que encontré en este libro, ligero e interesante, fueron las claves para continuar con mi negocio cuando estuve a punto de renunciar. Me dí cuenta que nadie le tomaría la importancia y el cariño a ese pequeño negocio así como yo. Así que, decidí continuar. Y como consejo, si te encuentras en una etapa similar, este libro puede darte la inspiración que buscas y continuar rockeando con tu idea.

Pronto, mis deseos de seguir adelante eran más y más, ya tenía mi marca, clientes, no pagaba impuestos, entre otras maravillosas cosillas. Pero faltaba algo, (como era de esperarse), conforme pasaban los días la llama comenzó a apagarse de nuevo... ¿cómo era eso posible si finalmente estaba haciendo lo que me gustaba? ¿Qué pasó?

Mientras continuaba con mi proyecto, pasaba por una situación amorosa, compleja de explicar y difícil de entender. Ese tipo de historias que nunca terminan por estar del todo bien, no porque no quisiese, sino porque en el corazón no se manda.

Me sentía sin ánimo, sin propósito y caminando en círculos. Por un lado, las ganas de cumplir mi sueño –idea– que tanto quería, y por otro, un agujero negro justo en el pecho. –Necesito vacaciones –pensé. Me fui por un poco de inspiración a San Francisco, en dónde mi hermana me recibió con amor y mucha comprensión. Dejé que la ciudad me hablase, me conquistase y me llenase. Aquí conocí a Jason Fried y David Heinemeier, escritores de ​Rework y creadores de ​Basecamp;​ un software diseñado para la gestión de proyectos consolidado en 2004. Este libro cuenta la historia de los autores a través de su proceso creativo y todos los errores que cometieron para lograr su cometido; cuentan algunos casos prácticos para la solución de problemas –en el trabajo y en la vida– de una manera empática y resiliente con el fracaso, incluyendo mucho humor. Gracias a este libro me di cuenta de dos cosas; la primera, cuando nos aferramos a un idea, creemos que es la mejor y luchamos para que suceda, cosa que puede llegar a ser agotador. La segunda, cuando me di cuenta del daño que yo misma provoqué en mí, quise evitar sentirme vulnerable ante todo sin saber que eso iba a provocar más dolor.

Brené Brown, doctora y escritora del libro ​Daring Greatly​, explica lo que la vulnerabilidad significa; miedo a fracasar, miedo a sentirnos expuestos ante el público, miedo a hablar y expresar lo que realmente sentimos, pena a vivir una situación incontrolable o hablar de temas difíciles con personas a quien amas; la vulnerabilidad es –literal– dejar que nos vean completamente desnudos y tener el valor suficiente de continuar y aceptar el resultado de ello; amor, pasión, coraje y liderazgo. Brené me ayudó a salir adelante abrazando la vulnerabilidad y aceptarla en mi vida como una herramienta y así, ver nacer la creatividad y la innovación sin miedo.

Pero ¿qué pasó con mi estudio y toda mi vida antes de San Francisco y Brené? Bueno, vendí la mayoría de mis muebles, decidí no continuar con Bproject, me despedí de mis alumnas con el dolor de mi corazón y decidí dar un giro de 180o mi vida. Mientras me encontraba en mi viaje de inspiración, me llegó una oportunidad de trabajo en CDMX en una agencia de Diseño Estratégico llamada ​Uncommon​. Después de meditarlo con ayuda de mi familia, decidí dejar mi negocio para convertirme en consultora de diseño e innovación. Elegí un camino de aprendizaje académico continuo y poder acompañar a las empresas a innovar y agregar un poco de orden a su visión. Hoy, agradezco infinitamente a Dios, a mis amigos ya mi familia por apoyarme en los momentos de vulnerabilidad en los que me encontré inmersa. Hoy me siento más fuerte que ayer, mucho más fuerte que cuando inició toda esta marabunta de situaciones que hicieron del 2019 el mejor y el peor año de mi vida... hasta ahora.


Conoce más de mi historia en Uncommon ​aquí.

  • White Instagram Icon
  • White Facebook Icon
  • tiktok-white
  • LinkedIn - Ellas Ahora
  • White YouTube Icon
  • White Spotify Icon
  • White Twitter Icon